La Feria del Toro 2013 contaba con alicientes de sobra para ser una gran feria, pero se quedó en eso, en una feria con alicientes, porque no rompió como se esperaba y se quedó en un serial con pocos argumentos. En la feria se anunciaban un elenco de divisas ganaderas muy contrastadas, pero solo rompieron toros sueltos, lo que no facilito en nada el triunfo de los espadas.

San Fermín comenzó el día 5, en el que destacó una buena novillada del hierro onubense del Parralejo, en el que triunfo rotundamente «Posada de Maravillas» tras cortar 2 orejas al sexto, mientras que el sábado 6 se lidió una corrida de rejones donde Pablo Hermoso de Mendoza y Sergio Galán salieron a hombros con una corrida manejable aunque baja de raza de Capea.

Comenzaron las Corridas de Toros el día 7 con un festejo de la divisa de Alcurrucen, mansa, baja de raza y muy pegada al suelo, donde Ferrera hizo gala de su gran momento de forma y madurez ante 2 toros de pocas opciones, el sevillano de Dos Hermanas, Antonio Nazaré se topó con 2 animales de nulas opciones que no le dejaron expresar su concepto puro y clásico del torero, eso sí, se mantuvo fiel a su estilo y no perdió crédito alguno, mientras que el madrileño López Simón demostró que quiere ser torero, con un concepto de cercanías y mando, ante también 2 toros que no le dieron opciones

El día 8 se lidió la muy seria y desigual corrida de la ganadería de Dolores Aguirre, donde destacó el torero sevillano Manuel Escribano que cortó una oreja al mansito pero noble y manejable 1º y perdió otra con el gran 4º, toro de mucha clase y bravura, el lote del salmantino Juan del Álamo fue malo y manso, mientras que Joselillo se topó con un desrazado y anodino lote, aun así dieron la cara de una manera admirable.

El martes 9 debutaba en San Fermín la divisa salmantina de Valdefresno, una corrida exageradamente presentada (lo que pide Pamplona) y vacía por dentro, donde la falta de raza y clase fue la tónica de la tarde. Alberto Aguilar pasó casi inadvertido con un lote malo y feo que no le dio opciones, Rubén Pinar destaco con la lidia al mansito 3º al que a base de temple y cabeza consiguió sacarle 3 tantas de muchísimo merito hasta que el toro cerró la persiana, mientras que David Mora cortó una oreja del 5º tras una faena más de robar muletazos que de pegarlos bien y enganchados, ya que el toro puso poco de su parte.

Para el Miércoles estaba anunciado el cartel más rematado de la feria, un encierro de Victoriano del Rio con Morante de la Puebla, el Juli y Talavante que a la postre resulto decepcionante debido al mal juego dado por los Toros. Morante pasó inédito debido a un mal lote, su primero fue un toro complicado y su segundo tuvo una falta alarmante de casta, el Juli mato 2 toros que apuntaron más de lo que fueron, su primero le duró una tanda y su segundo nunca se entregó, mato mal, novedad en él y se fue de vacío, mientras que Talavante tuvo un primer toro con movilidad pero sin entrega y un segundo desrazado y manso.

El jueves se lidio una corrida de Torrestrella que tampoco dio el juego esperado, pero eso sí, lidio un muy buen ejemplar de clase, calidad y entrega pero como casi toda la corrida falto de fuerzas y algo más de chispa, eso sí, David Mora cortó una oreja en una faena clásica, pero no contundente por la justeza de fuerzas del Toro y sumada a la del sexto, abrió por primera vez la Puerta Grande. El torero local Francisco Marco sumo un apéndice del 4º, un animal manejable, mientras que Fandiño nada pudo hacer, ya que su primero no valió por su falta de casta y su segundo por su falta de entrega y clase.

El viernes 12 de julio se lidió una corrida del hierro salmantino del pilar, baja de raza, bravura y emoción. Juan José Padilla estuvo muy en «Padilla» voluntarioso, animoso y cuando pudo, dejo algún pase aislado de buena factura. El Juli cortó una oreja en su primero de escaso valor, no por la seriedad del toro, sino por el contenido de la faena, ya que nunca tomó vuelo, mientras que el 5º tampoco le dio opciones y aunque no mató bien y perdió la oreja no se puede decir que el torero madrileño hiciera una buena feria. Por ultimo Fortes cortó una oreja del mejor toro de la tarde en una faena de mando y cercanías, aunque en parte de la faena le faltó rotundidad y poso, en el sexto fue silenciado.

La corrida del sábado 13 llevaba ve el hierro de Fuente Ymbro, una corrida grande, seria, pero con el denominador común de la movilidad, aunque no en todos fue buena. Padilla cortó una oreja del primero de escaso peso y cortó otra al gran 4º toro de nombre «Héroe» que debió de habérsele dado la vuelta al ruedo por su calidad, humillación, bravura, entrega… Padilla agradó a todo el mundo, toreando relajado y encajado y más tarde sacó el ciclón que lleva dentro para agradar a sus partidarios pamplonicas, por su parte Miguel Ángel Perera salió de vacío por el nulo juego de sus toros y nada pudo hacer, mientras que Fandiño hizo la faena de la feria con el 3º de la tarde, otro muy buen toro que el torero de orduña cuajó y le cortó las 2 orejas, pidiendo de una vez un sitio con las figuras máximas del toreo. En esta ocasión Padilla y Fandiño salieron a hombros con 2 orejas cada uno.

Se cerraba la feria el domingo 14 con una corrida de miura que dio al traste con la tarde, debido al mal juego de los toros de Zahariche, que tuvieron un denominador común, la falta de raza, además de las fuerzas justas, solo el 3º noblón y manejable dio opciones. Rafaelillo estuvo sensacional con su primero al que incomprensiblemente no le dieron la oreja tras una faena de exposición, verdad y valor, rematado con un estocadón en todo lo alto, Javier Castaño estuvo discreto con un lote que tampoco puso de su parte, mientras que su cuadrilla volvió a rayar a un nivel muy alto. Jiménez Fortes toreaba su primera corrida de miura y no defraudó, en su primero templó y toreo con cadencia y mando al miura, el malagueño demostró su bisoñez con este encaste y estuvo a punto de costarle caro ya que el Miura lo tuvo a su merced en varias ocasiones, mató de estocada efectiva y cortó una oreja, mientras que en el sexto nada puedo hacer.

Este ha sido mi resumen de una Feria que ha tenido más fachada que contenido, donde los toros adolecieron de raza, clase y movilidad en su conjunto y que nos debe hacer reflexionar de que si el Toro que tiene Pamplona es el ideal para que embista, ya que a veces se abusa de peso y las caras destartaladas en detrimento de toro en tipo, con trapío y seriedad.

Un artículo de Pablo López Rioboo (@pablolopezriobo)

@pablolopezriobo (pablolr89)

Ver todas las entradas

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: Pablo Lopez Rioboo +info
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. +info
Legitimación: Consentimiento del interesado +info
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna. +info
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. +info
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web pablolr89.com +info

Archivos

Publicidad